Hace unos días el Presidente Sebastián Piñera anunció la entrega de un nuevo Bono Clase Media, el cuál va en apoyo de las familias que han tenido al menos una baja en sus ingresos de 30%.

La ayuda a entregar tendrá un monto variable entre $400 mil y $600 mil pesos y para acceder, se deberá contar con Registro Social de Hogares. Si bien no requisito excluyente, se considerará al momento de la respectiva evaluación.

Para la entrega del beneficio, se considerarán por hogar un perceptor (solicitante) y el número de causantes, que en este caso específico se tratará de personas con discapacidad, adultos mayores de 65 años o más y niños en el hogar. Esto. siempre y cuando el beneficiario cuente con su respectiva calificación en el Registro Social de Hogares.

De acuerdo a lo anunciado por el Gobierno, los pagos irán aumentando de acuerdo al siguiente cálculo y estructura:

Hogares con 0 causantes: $400 mil.

Hogares con 1 causantes: $500 mil.

Hogares con 2 causantes: $550 mil.

Hogares con 3 causantes: $600 mil.

Si hubiese más de 1 perceptor en el hogar, personas con discapacidad, adultos mayores, niños, niñas y adolescentes sólo se contabilizarán una vez.

Requisitos para acceder al Bono Clase Media

Uno de los requisitos necesario para poder acceder a Bono Clase Media será tener ingresos formales entre $400 mil y $2 millones y haber experimentado una caída de ellos en al menos 30%. Se consideran para estas fuentes el empleo dependiente, boletas de honorarios e ingresos de empresas individuales.

El beneficio verá disminuido su valor para quienes perciben ingresos formales entre $1,5 y $2 millones.

La caída de los ingresos será calculada entre tus ingresos formales promedio de enero y febrero de 2021, comparándose con los del mismo período y en igualdad de condición del año 2020.

Por otra parte, se incorporarán a la entrega del beneficio a aquellos trabajadores cuyos ingresos formales estén entre el Salario Mínimo y $400 mil. A ellos se les eximirá del requisito de la caída de ingresos.

Para todo el proceso se considerarán exclusivamente los ingresos formales presentes en los registros administrativos, de modo de eliminar la declaración jurada.