En el lugar, se vivieron momentos de tensión, ya que el sujeto indicaba -de manera repetida- que los iba a matar, siendo aprehendido segundos más tarde.

Lo anterior, luego que los funcionarios aprovecharan como distracción el paso de un camión por calle Salas para reducirlo sin que nadie resultara herido.

Momentos después, tras periciar el arma, los efectivos pudieron confirmar que se trataba de un rifle de aire comprimido, el cual no tenía postones.

El joven portaba una carta entre sus vestimentas, cuyo contenido es materia de investigación. Hasta ahora, se desconoce lo que motivó sus actos, aunque los primeros antecedentes sugieren problemas de índole personal.

Asimismo, desde la policía uniformada se informó que el aprehendido no tiene antecedentes penales, siendo dejado en libertad horas más tarde.