Durante la mañana de este sábado, un joven de 15 años fue detenido en la localidad de Codegua tras comprobarse su participación por los delitos de homicidio consumado, homicidio frustrado, tenencia ilegal de armas, municiones y tráfico de drogas.

Una investigación conjunta de la PDI y la Fiscalía de Análisis Criminal de la región de O’Higgins permitió comprobar la participación del menor de edad en esta serie de delitos. Tras reunirse los antecedentes, se realizó un operativo al interior del hogar del joven hasta poder localizarlo: en el inmueble se encontraron tres armas de fuego, armas punzantes, y cannabis procesada.

“Se lograron también encontrar dos armas cortantes, un arma de producción artesanal, conocido como punzón y la segunda arma es un cuchillo similar a un machete”, detalló el subcomisario Sebastián Sotomayor de la Brigada de Homicidios de Rancagua.

Según información de la PDI y la Fiscalía de O’higgins, el homicidio frustrado habría ocurrido finales de diciembre de 2020 en la Población Orlando Letelier de Codegua, donde el detenido le disparó a otro menor de 15 años, quien terminó con una lesión en sus piernas.

Por su parte, el homicidio consumado tuvo lugar en enero de este año. El imputado disparó en reiteradas ocasiones a un joven de 21 años quien falleció producto del ataque.

Según señaló el fiscal Alberto González, el menor de edad fue “formalizado por todos los delitos, es decir, homicidio frustrado, consumado, tenencia ilegal de arma prohibida, tenencia ilegal de arma de fuego, tenencia ilegal de municiones y tráfico de drogas, otorgándose por parte del Tribunal la medida cautelar de internación provisoria y un plazo de 150 días para investigar”.

El Tribunal de Garantía de Graneros, decretó su internación provisoria en un centro cerrado para menores, donde permanecerá internado durante el periodo de investigación.