El grupo intimidó al conductor con armas de fuego cortas y largas para luego retenerlo y trasladarse a un cajero automático junto con una mujer.

En un primer esfuerzo, el conductor intentó por huir de los delincuentes, pero no tuvo éxito.

Por ello fue retenido por otras cuatro horas, lapso en el que logró dar cuenta a Carabineros.

La institución desplegó un operativo que culminó con la detención de uno de los antisociales, señaló el mayor Luis Torres.

Personal de la Sección de Investigación Policial de la comisaría continúa con diligencias para la captura del resto de los participantes de este hecho.