La ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, destacó que las nuevas ayudas para la clase media anunciadas esta semana apuntan a incluir en la red de protección a las personas que han quedado afuera del Ingreso Familiar de Emergencia, y pidió una rápida tramitación del proyecto en el Congreso.

Se trata del nuevo Bono Clase Media, un beneficio directo de 400 mil pesos, que puede aumentar a hasta 600 mil si en el hogar que lo requiere hay menores de edad, personas en situación de discapacidad o adultos mayores.

El aporte llegará a personas con ingresos formales entre 400 mil y 2 millones que hayan visto una caída de al menos 30 por ciento de esos montos durante la pandemia; e incorpora también a quienes tengan ingresos entre el sueldo mínimo -326.500 pesos- y 400 mil pesos, en este caso, sin el requisito de caída de ingresos.

También se establece el Préstamo Solidario 2021, un crédito sin intereses que tendrá un año de gracia y se pagará en cuatro cuotas anuales, las que no podrán exceder el 5 por ciento del total de ingresos de un año de cada trabajador.

“Este nuevo paquete de protección de la clase media está pensado en las personas que no calificaban en el IFE, para ir en ayuda directa con un bono no reembolsable”, subrayó Rubilar en El Diario de Cooperativa.

Resaltó que “mejoramos muchísimo el proyecto, y es bastante mejor al que tuvimos el año pasado, acogiendo las críticas; recoge los problemas y la gente que había quedado afuera”.

De hecho, en el caso de quienes deban acreditar una caída de ingresos, la verificación “se hará con los datos administrativos del Servicio de Impuestos Internos y ya no con una declaración, como el año pasado, que nos generó inconvenientes por confusión, error o abuso del sistema”.

Aquella vez, el SII detectó y denunció que 437 mil 703 trabajadores obtuvieron el Bono Clase Media entregado por el Gobierno de manera fraudulenta, por la vía de “declarar un monto menor al real en sus remuneraciones de julio”.

La ministra aclaró, además, que las personas beneficiarias del IFE o el bono Covid también pueden postular pues las ayudas “son complementarios”.

Con todo, espera que el Congreso “nos ayude con la aprobación” a fin de estar “pagando en abril”.

DUDAS DE LA OPOSICIÓN ANTE EL TERCER RETIRO

Desde la oposición descartan que las medidas anunciadas puedan frenar un tercer retiro de fondos previsionales, y la diputada PC Karol Cariola indicó que “poner en contradicción un tercer aporte del Gobierno con el tercer retiro de los fondos de AFP me parece que es absurdo, porque son fondos completamente distintos“.

Por su parte, la diputada FRVS Alejandra Sepúlveda señaló que “nos parece interesante, hay que ver cómo se implementa lo que tiene que ver con el bono y el préstamo, pero esperamos también un grado de reciprocidad en términos de buscar una fórmula de cómo poder implementar, lo antes posible y con ayuda del Gobierno, el tercer retiro. No vamos a frenar, en absoluto”.