En un control carretero enmacrado en la Red sustenta durante la noche del 11 de marzo y en un trabajo coordinado entre las oficinas de Sernapesca en Licanten y Constitución más el apoyo de Carabineros de Curicó, se logró detectar el transporte casi 11 toneladas de recursos que fueron extraídos de manera ilegal.

El primer vehículo inspeccionado transportaba 1.350 kilos de merluza común, 3.900 kilos de jibia, 2.000 kilos de jurel y 300 kilos de pejegallo. Mientras que el segundo vehículo transportaba 3.429 kilos de merluza común. En ambos casos los responsables no contaban con la documentación que acreditara el origen legal de los recursos, por lo que se procedió a incautar el total del recurso y se cursaron dos citaciones, al Juzgado de Letras de Curicó y al Juzgado de Garantía de Licanten.

El llamado es a respetar la norma “Continuaremos realizando este tipo de controles y fiscalizaciones para resguardar que los recursos del mar que son transportados, ya sea en camiones, camionetas o vehículos particulares, cuenten con la debida documentación que acredite que fueron extraídos de manera legal. Como ente fiscalizador de la Ley General de Pesca y Acuicultura debemos actuar frente a los ilícitos. Estas conductas generan un gran daño a  la sustentabilidad de los recursos del mar y de la pesca artesanal.” Finalizó Héctor Pontigio, Director Regional de Sernapesca Maule.