Primero fue el personal de salud, luego los adultos mayores sobre 60 años y actualmente -y por edades- es el turno de los pacientes entre 59 y 18 años de edad con enfermedades de base.

A más de un mes de iniciado el plan masivo de vacunación contra el Covid-19, fuera de las 138.908 personas aún no priorizadas que ya han recibido la inyección -según cifras del Departamento de Estadísticas e Información en Salud (DEIS)-, el calendario de inmunización ha marchado según lo estipulado y con una velocidad ‘bastante más acelerada’ de lo proyectado en un inicio. Si antes de iniciar la campaña se proyectaban 100 mil inoculados diarios, hoy por hoy las cifras del gobierno muestran que ello se superó ampliamente. Aquello ha permitido incluir a nuevos pacientes, como a las personas dializadas, trasplantados, con discapacidades y quienes tengan algún diagnóstico de salud mental.

Esa misma holgura contribuyó a que Chile donara durante el fin de semana pasado 20 mil vacunas a Ecuador y Paraguay, cooperación que eventualmente podría extenderse a otros países de la región que sean parte de Prosur. Sin embargo, el reconocimiento que más celebraron en Salud y en La Moneda llegó ayer, cuando según los datos de Our World In Data, Chile se posicionó como el país que más dosis diarias de vacuna ha administrado por cada 100 habitantes en los últimos siete días. Ello, sobrepasando a Israel, que hasta ahora llevaba la delantera mundial en la inmunización contra el coronavirus.

“Felicito al equipo del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), también felicito a alcaldesas y alcaldes, pero principalmente a funcionarios de salud, que han puesto todo el empeño de vacunarse, y a la población chilena que ha acudido con interés, con alegría, sobre todo a los adultos mayores. Eso sí, estoy muy preocupado por el aumento de los casos, de ninguna manera hay que relajarse, puede venir una cantidad grande de casos a hospitalizarse y para eso nos estamos preparando”, señaló Paris.

Con todo, en términos del plan de inoculación, el panorama que se avizora en las próximas semanas es optimista. Al cierre de esta edición, 4.225.613 personas ya figuraban como vacunadas; de esas, 864.070 ya con la segunda dosis. Y si se concreta la inmunización de cinco millones de personas con al menos la primera dosis -y tres millones con el esquema completo- proyectada para fines de marzo, el número de población cubierta podría elevarse si el ritmo se mantiene. Y si eso se cumple, la población sana y sin comorbilidades podría estar vacunándose a inicios de abril -por criterio de edad- o incluso antes.

“Para la población sin comorbilidades la vacunación se iniciará el 1 de abril, mantenemos eso. Pero no lo queremos variar hasta que no tengamos resultados más claros de la campaña, no lo vamos a evaluar antes de tener a los cinco millones de inmunizados. Yo creo que preferiría adelantar grupos de riesgo, o qué poblaciones más pequeñas van requiriendo vacunas. Tenemos que pensar sanitariamente, por ejemplo: niños son síndrome de Down (mayores de 16) o con patologías congénitas”, explica el ministro.