Tedros Adhanom Ghebreyesus se refirió al respecto y declaró que muchos países fueron “lentos en reaccionar”, según publicó el Diario Financiero.

“Ante el crecimiento de casos, describimos la COVID-19 como una pandemia el 11 de marzo del pasado año, pero el más alto nivel de alarma de la OMS se hizo sonar el 30 de enero”, cuando ya se declaró la emergencia internacional, destacó Tedros en una rueda de prensa.

El experto agregó que aún se está trabajando en averiguar la razón de “por qué algunos países actuaron ante advertencias pero otros fueron más lentos en reaccionar”, considerando que en febrero del año pasado, la OMS ya organizaba ruedas de prensa diarias para informar sobre el tema y entregar las recomendaciones tanto a gobiernos, como a personas individuales.