En la audiencia, el fiscal jefe de Arauco, José Ortiz, sostuvo que el menor falleció producto de una asfixia, señalando como autor del homicidio al único detenido por el caso.

El día en que desapareció el menor, “el imputado traicionando esta confianza, depositada por la madre del niño, lo trasladó a un sitio aproximadamente a dos kilómetros de la casa familiar y aprovechando la ausencia de personas y lo desolado de este, valiéndose de la superioridad de su fuerza y en razón de esto, obrando sobre seguro y con la intención de matar, ejerce sobre el niño maniobras de introducción de algún elemento de carácter contundente, elástico, no determinado en su boca, generándole una asfixia que posteriormente le genera la muerte”.

Cabe señalar, que, además, el imputado fue formalizado por el delito de homicidio calificado “con la calificante de la alevosía por haberse obrado a traición o sobre seguro”, indicó Ortiz, quien además solicitó la medida cautelar de prisión preventiva.