La Corporación Nacional Forestal, Conaf, sigue este lunes 1 de marzo trabajando con brigadistas, equipo técnico y aeronaves para sofocar el gran incendio forestal iniciado ayer en Curacaví y que ya ha afectado a 450 hectáreas.

El origen del siniestro fue un asado que tres personas efectuaban en el Fundo Monterrey de esa comuna de la Región Metropolitana, y este lunes mantiene una intensidad baja.

Alex Madariaga, director de la Conaf en la Región Metropolitana, comentó que “en el incendio forestal de Curacaví hemos desplegado todos los recursos disponibles en nuestra jurisdicción y además nos han apoyado desde la Región de Valparaíso para poder resguardar la vida de las personas y sus casas. El siniestro está próximo a un sector poblado y hemos evitado una evacuación masiva. Actualmente el incendio tiene 450 hectáreas y lo estamos combatiendo por aire y tierra”.

La Conaf está usando un puesto de mando con diez técnicos, 16 brigadas,  ocho camiones aljibes, una maquinaria skidder, una maquinaria retroexcavadora, tres aviones cisternas, cuatro helicópteros, un helicóptero SuperPuma y un avión de coordinación.