El Juzgado de Garantía de Arauco será el escenario donde a las 12:30 horas de este sábado se llevará a cabo el control de detención de Jorge Eduardo Escobar, tío abuelo del pequeño Tomás Bravo, de tres años de edad, quien tras diez días desaparecido en la zona de Caripilún (Región del Biobío) fue hallado sin vida en el sector denominado “Raqui Bajo” la tarde del viernes.

Según estableció la PDI, el cuerpo del pequeño presentaba signos de intervención de terceros. Dado esto, y tras la solicitud del fiscal jefe de Arauco, José Ortiz, el familiar del menor fallecido, quien lo vio con vida por última vez, fue detenido en su hogar y llevado hasta el cuartel de Lebu de la Policía de Investigaciones, por su eventual responsabilidad en la muerte del niño.

Cabe recordar que el cuerpo del menor fue encontrado a dos kilómetros del lugar donde se dijo que se había visto por última vez con vida, siendo Escobar el último que notificó verlo. Hallazgos clave que levantaron sospechas estuvieron botas con barro y sangre, además de una pala encontrada entre sus pertenencias.

Asimismo, se notificó que el cadáver del menor fue hallado entre vegetación del sector, donde se advirtieron intentos de excavación y gotas de sangre.

Considerando este escenario, el Ministerio Público, a través de la Fiscalía de Arauco, adelantó en declaraciones recogidas por Cooperativa que solicitará ampliar en 72 horas la detención del sospechoso, antes de su formalización.