Preliminarmente se estima una defunción “de varios días”, señaló el persecutor José Ortiz.