Han pasado casi tres días desde la desaparición de Tomás Bravo, niño de tres años extraviado en la localidad de Caripilún, correspondiente a la Provincia de Arauco. Por ello, la búsqueda y el rastreo en zonas boscosas continuaron durante toda la noche de este viernes por parte del grupo USAR de Bomberos.

Asimismo, este sábado se retomaron las labores de las unidades especiales de adiestramiento canino, el Gope de Carabineros y la Brigada de Ubicación de Personas de la PDI.

Durante el mediodía, Jorge Eduardo, el tío abuelo del menor y última persona que lo vio antes de su desaparición, se sumó a los trabajos en el sector, acompañando a una ONG especializada en búsqueda para reconstruir el camino que recorrió con el pequeño el miércoles pasado.

Este viernes, personal de la Policía de Investigaciones trasladó a Jorge hasta un cuartel para conocer con mayor detalle su versión. Sin embargo, con el paso de las horas y tras ser interrogado, regresó a su hogar.

Cabe señalar que, según la versión del hombre, el niño lo acompañó ese día a buscar unos animales a un predio cercano. Sin embargo, según relató, en el camino regresó para buscar un animal que se había quedado atrás, dejando al niño esperando, momento en que le perdió el rastro.

Deja un comentario