La Agencia de Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) aseguró, tras realizar diversos estudios, que el COVID-19 no se transmite entre personas mediante los alimentos.

Las afirmaciones de la FDA, según explican, se basa en evidencia científica que fue ratificada en largos estudios en los últimos meses.

“Nuestra confianza en la seguridad del suministro de alimentos se mantiene firme. Los consumidores deben estar seguros, tras la información científica actual y en base a un abrumador consenso científico internacional, de que es muy poco probable que los alimentos que se consumen y los envases de los mismos propaguen el coronavirus”, dijo el secretario interino del USDA, Kevin Shea, acompañado de la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

Los especialistas hicieron énfasis en la diferencia que existiría entre el COVID-19, que es una enfermedad respiratoria, con enfermedades gastrointestinales que si pueden transmitirse mediante los alimentos.

“Dado que la cantidad de partículas de virus que, teóricamente, podrían ser recogidas al tocar una superficie es muy pequeña, y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral sería muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas”, explicó Woodcock.

Los organismos estadounidenses aseveraron además que no existe evidencia epidemiológica que diga que los alimentos han sido foco de transmisión del COVID-19.