A partir de gestiones de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), algueros y algueras de las comunas de Licantén y Vichuquén, en la Región del Maule, podrán seguir desarrollando sus labores, pese a las restricciones de desplazamiento existentes en la zona debido a la pandemia.

En concreto, sobre 120 recolectores artesanales -más de 50 mujeres, entre ellos- tendrán la posibilidad de mantener sus operaciones, hasta el próximo viernes 19 de febrero, entre las 5 de la mañana y las 10 de la noche.

La autorización -expedida por Carabineros- podrá renovarse, en caso de que las comunas de Licantén y Vichuquén –hoy en “transición” y “cuarentena”, respectivamente- se mantengan en ese estado.

“Después de diversas gestiones a nivel regional y nacional, logramos obtener un permiso colectivo -cumpliendo con todos los permisos sanitarios- para que más de 120 recolectores de orilla de Licantén y Vichuquén puedan continuar con sus faenas, aun cuando las comunas se encuentren en cuarentena”, afirmó el Director Zonal de Subpesca para Valparaíso, O’Higgins y Maule, Francisco Caro.

Caro agradeció especialmente la colaboración y apoyo de diversas autoridades durante las gestiones de este permiso especial: Ministerio de Salud, Intendencia, Carabineros de Chile y municipios, entre otras, además de los propios interesados.

En específico, la medida beneficiará directamente a recolectores y recolectoras de las caletas Boyeruca, Llico, Duao y La Pesca.

Los algueras y algueros -quienes, hasta ahora, no podían acceder a otro tipo de salvoconducto para trabajar- deberán acreditar únicamente su identidad para desplazarse, cuando sean fiscalizados. Cabe consignar que muchas de las recolectoras de la Región del Maule son jefas de hogar, y el sustento de sus familias depende en buena medida de la regularidad de sus labores, especialmente en esta época del año.