Según informó la policía uniformada, el hecho se registró en René Soriano con Diego de Almagro, tras la solicitud de automovilistas, quienes denunciaron al joven por molestar a los conductores cuando éstos no les entregaban propina.

El subcomisario de la primera Comisaría de Osorno, Cristián Riffo, detalló que el joven no opuso resistencia a la detención y cooperó en la fiscalización.

En tanto, el subcomisario llamó a los jóvenes a interiorizarse respecto a la normativa vigente.

Las tres armas del joven argentino fueron requisadas y quedó citado a tribunales, por infracción a la normativa sanitaria, considerando que Osorno se encuentra bajo cuarentena total.

En particular, se trata de unidades marca Truper, la misma de los que portaba el malabarista que falleció en un control policial en Panguipulli, y cuyo peritaje de la PDI estableció que no correspondían a elementos de utilería.