Según denunció este lunes el director comunal de salud de Curicó, Nelson Gutiérrez, las vacunas habrían sido robadas desde un refrigerador al interior del recinto asistencial.

El hecho habría quedado al descubierto en las últimas horas, dándose de inmediato aviso a la Fiscalía, que a su vez instruyó la investigación del caso a la PDI.

La Seremi de Salud del Maule, por otro lado, instruirá un sumario administrativo para determinar las responsabilidades de lo sucedido.

Deja un comentario