De acuerdo a la institución, en el peor momento, hubo 181 mil hogares sin servicio entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos, lo que en algunos casos incluso se prolongó por más de 72 horas.

Debido a la emergencia, entre viernes y domingo, el Sernac recibió más de 11 mil reclamos.

También reportó el ingreso de 491 quejas por falta de respuesta de la compañía a llamados de clientes, sobre todo en las comunas de San Bernardo y Puente Alto.

El Sernac también ofició a ENEL para que entreguen información acerca de sus casos y así evaluar si se necesita o no abrir un procedimiento similar con ellos.

El director del Sernac, Lucas del Villar, indicó que el procedimiento voluntario colectivo es el camino más rápido para buscar compensaciones.

“Esperamos que la empresa presente una propuesta adecuada, que considere a todos los afectados y el daño causado por el corte, la que será evaluada en coordinación con la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC)”, dijo.

No obstante, señaló que si las empresas no están a la altura de las exigencias en este proceso, estas deberán enfrentar a la justicia.

“Estamos hablando de un servicio básico, indispensable para la vida cotidiana, y cuya falta puede incluso arriesgar la salud si consideramos a personas más vulnerables como electrodependientes”, comentó.

SEC formula cargos contra CGE y ENEL por prolongados cortes

Por su parte, la SEC indicó que los planes de contingencia de ambas empresas eléctricas no resultaron adecuados para reponer el suministro tras las lluvias en la zona centro sur.

En concreto, contra CGE los cargos surgieron luego de una evaluación al desempeño del call center por su deficiente atención telefónica e incumplir estándares establecidos en la Norma Técnica de Calidad de Servicio de las empresas distribuidoras eléctricas.

En conjunto, ambas empresas enfrentan cargos por sus eventuales responsabilidades en los prolongados cortes.

La fiscalización de la SEC estableció que las compañías habrían incumplido la normativa eléctrica, específicamente en cuanto al tiempo máximo de reposición del suministro, razón por la cual se formularon cargos a las empresas ENEL (RM) y a CGE por su desempeño en las regiones de O’Higgins, Maule y Metropolitana.

“Las empresas fueron informadas e instruidas, oportunamente, antes del evento climático, para que adoptaran todas las medidas necesarias para enfrentar el sistema frontal. Sin embargo, hemos constatado que sus planes fueron inadecuados, pues no les permitieron reponer la energía dentro de los estándares que contempla la normativa”, dijo el superintendente de la SEC, Luis Ávila Bravo.

“A lo largo del fin de semana fueron más de 12 mil los reclamos recibidos por la SEC, en que los ciudadanos manifestaban falta de información y excesiva lentitud en la reposición del servicio, junto a serios problemas para comunicarse con su empresa e informar que se encontraban sin suministro y así activar las labores de reposición”, añadió.

El superintendente agregó que la normativa eléctrica establece el pago de compensaciones cuando las interrupciones, de responsabilidad de la empresa distribuidora, superan los tiempos definidos en la Norma Técnica de Calidad de Servicio.

De hecho, el proceso que lleva adelante la SEC funciona sin necesidad que las personas presenten reclamo alguno y es la propia entidad la que instruye a las empresas respecto del pago a cada cliente.

Estas compensaciones, para los clientes que correspondan, aparecerán en la boleta subsiguiente como un descuento en una línea con la glosa “descuento por interrupciones del servicio”.

Una vez que las empresas sean notificadas de los cargos formulados disponen de 15 días hábiles para presentar sus descargos ante la propia SEC.

Los descargos serán analizados por los equipos de la Superintendencia a fin de establecer si es que procede o no la aplicación de alguna sanción.