Durante la tarde de este martes, la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a la madre de Melissa Chávez, niña de 12 años que fue encontrada sin vida tras un incendio intencional en su domicilio ubicado en Coquimbo.

La mujer, identificada como Mirta Ardiles, se encuentra detenida por su presunta participación en el delito de “parricidio e incendio” y pasará a control de detención este miércoles.

El pasado 26 de noviembre, pasadas las 11:00 horas, se registró un incendio en la vivienda de Melissa, donde residía junto a su madre, su padastro Luis Santander y hermano de siete años en Villa Talinay.

Si bien en un principio se hablaba de una muerte a causa de asfixia, con el paso de los días la Fiscalía corroboraba que se trataba de un asesinato, luego de recibir las pericias del SML. El hallazgo fue macabro. Y es que la menor presentaba un golpe en la cabeza y heridas cortopunzantes, las que finalmente habrían provocado su lamentable deceso.

A los pocos días de la muerte de Melissa, cuando aún se desconocía que tanto la madre como el padrastro estaban siendo investigados por el hecho, ambos dieron declaraciones a la prensa, asegurando que estaban “devastados”. En la oportunidad, aseguraron que no sabían que había ocurrido y que lucharían hasta el final para hacer justicia por la pequeña.