Como algo “insólito” calificó la alcaldesa de Molina, al sumario sanitario que le fue
cursado debido a su apoyo a una manifestación pacífica realizada por los vecinos de la
localidad de Casa Blanca durante este lunes.
En dicha oportunidad, la primera autoridad comunal se hizo presente en la
movilización organizada por los propios lugareños, quienes expresaron con fuerza su
descontento con la Compañía General de Electricidad (CGE) por llevar más de tres días
sin suministro eléctrico.
Basándose en dicho acontecimiento, desde la Secretaría Regional Ministerial (Seremi)
de Salud del Maule abrieron una investigación contra la jefa edilicia, por “participar en
protesta en la vía pública”.

PERSECUCIÓN POLÍTICA
Tras conocer esta determinación, Priscilla Castillo adujo una motivación política y pidió
que ojalá no se tome la misma medida en contra de los centenares de vecinos que
también acudieron a movilizarse. De igual manera, pidió no desviar la atención de lo
importante, que es defender a la población de los abusos de poder.

“De manera insólita recibo esta notificación de sumario sanitario por haber ido a la
manifestación que organizaron los vecinos. Para mí, es insólito y es otra forma de
persecución que ha tenido varias señales durante los últimos tiempos hacia mí. Lo
único que puedo decir es que voy a estar donde la gente me necesite”, aseveró.
Es por ello que también cuestionó el amplio despliegue desde la Seremi de Salud para
simplemente entregar una notificación, porque “no le cuesta nada a la Seremi de Salud
llamarme y ponerse de acuerdo conmigo para consultar por la manifestación, pero
llegan con tres funcionarios y dos patrullas de Carabineros a notificar a la alcaldesa de
un sumario sanitario. Si eso no es show, no sé qué nombre ponerle”.
A juicio de la primera autoridad comunal, es curioso que todo esto ocurra a solo meses
de las votaciones por el sillón alcaldicio.

SEGUIRÁ EN TERRENO

Pese al proceso que se desarrolla en su contra, la jefa edilicia afirma que “la gente está muy molesta y nosotros tenemos que responder, pero no podemos hacerlo detrás de un escritorio o desde un celular; lo que debemos hacer, es estar ahí atendiendo a las personas con todas las medidas de seguridad que corresponden”, razón por la que anuncia que, “cuando haya un incendio, otros cortes de luz, emergencias; aunque estemos en cuarentena, nosotros somos primera línea y tenemos que estar donde la gente nos necesita”.

De igual manera, espera que no se tomen represalias contra los más de trescientos vecinos que salieron a la calle a exigir soluciones. “Yo no tengo problemas en ponerle el pecho a las balas, pero espero que esta medida sea solo conmigo y que no le pase a otras personas, porque eso sería súper complejo y provocaría la indignación de la comunidad que se manifiesta porque ninguna autoridad a nivel nacional defiende los derechos de las personas ante la interrupción del suministro eléctrico”.

Cabe destacar que, tras la manifestación en la que la alcaldesa Priscilla Castillo mostró su apoyo a quienes protestaron; hoy el servicio eléctrico se encuentra repuesto en la localidad de Casa Blanca, tras más de tres días de haber sufrido el apagón.