La situación se dio pasadas las 5:00 de la madrugada, cuando la víctima identificada como Fernando Uribe Morales llegó en vehículo a la casa de sus padres una vez terminado el toque de queda, ya que estaba en la vivienda de unos amigos.

En ese lugar, llegó otro automóvil, donde un individuo descendió para dispararle escondido desde un poste. En tanto, el conductor del vehículo se ubicó frente al futbolista para que otra persona volviera a dispararle.

Así lo confirmó Julio Ceballos Rodríguez, subcomisario de la Brigada de Homicidios.

El joven baleado fue llevado por familiares y en el auto en que se movilizaba hasta el Hospital Sótero del Río, donde en horas de la mañana se constató su muerte.

El móvil presenta evidencia de la gran cantidad de disparos del que fue víctima la persona acribillada.

La Fiscalía Sur indaga las cámaras de seguridad de domicilios ubicados en el lugar del hecho para dar con el paradero de los responsables.

Christian Borcoski | RBB