El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, señaló en innumerables oportunidades que una vez que la Ley de Presupuestos 2021 se publicara en el Diario Oficial, se estaría en condiciones de apretar el botón y entregar nuevos aportes a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a todos aquellos que tuvieran ingresos informales y que se vieran afectados por la pandemia. La ley se publicó y por eso ahora el gobierno está enfocado en calibrar cómo y cuándo se apretará el botón y así entregar el aporte.

Fuentes que conocen la temática afirman que el monto ya está definido en base en la Ley de Presupuestos 2021 a lo que se entregó en 2020, es decir, lo máximo será de $100 mil por persona, pero el escenario de volver a entregar ese monto aún es lejano, ya que cuentan que cuando se entregaron los $100.000 el país estaba en el peak de contagios.

A diferencia de lo que sucedió este año, los aportes no serán necesariamente consecutivos, sino que dependerán de la situación sanitaria de cada comuna, localidad o región, por lo tanto, irá alternando.

Lo que todavía no está definido es si se entregará solo cuando la comuna o localidad esté en cuarentena o también en Fase 2, cuando haya confinamiento durante los fines de semana.

La entrega del bono de Navidad de $25 mil y de $55 mil si la comuna donde habita está en cuarentena durante última semana de noviembre, llegó a 8,2 millones de personas y 3,3 millones de hogares, ese sería el marco en que se moverían los próximos IFE en cuanto a su dimensión como resultado de lo acordado con el Congreso.

Según lo señalado por el ministro Briones a PULSO, el Ministerio de Desarrollo Social y Familia está trabajando en definir esos criterios y condicionantes que gatillen el botón de un aporte como el Ingreso Familiar de Emergencia.

Sin embargo, desde el Ejecutivo aclaran que más que una definición por parte del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, ellos elaboran propuestas y alternativas de fórmula, pero que la decisión final está en manos del Presidente Sebastián Piñera.

Los plazos que se barajan hoy es que el primer pago podría darse en enero, aunque dependerá de cómo evolucione la pandemia, pero desde el gobierno afirman que ese es el plazo preliminar. De concretarse, debería anunciarlo el Presidente Piñera a fines de diciembre, puesto que la logística que implica entregar el bono de esta naturaleza demora alrededor de tres semanas.

Según la Ley de Presupuestos, hay cerca de US$1.000 millones para ejecutar esta medida en 2021.

De acuerdo con lo establecido por la ley, este nuevo beneficio se podrá entregar a las familias que tengan al menos un integrante de los hogares que fueron beneficiarios del sexto aporte del Ingreso Familiar de Emergencia.

También se podrá considerar, adicionalmente, a los hogares que no estén incluidos en el sexto pago, pero que cumplan cualquiera de los siguientes requisitos: tener al menos un causante del subsidio familiar, tener al menos un usuario del subsistema “Seguridades y Oportunidades” y pertenecer al 60% más vulnerable de la población nacional, conforme al Instrumento de Caracterización Socioeconómica a que se refiere el artículo 5 de la Ley N° 20.379, que crea el sistema intersectorial de protección social.

El Ingreso Familiar de Emergencia comenzó a operar en mayo de este año, ley que luego fue perfeccionada en junio. La medida se traduce en un máximo de cuatro aportes extraordinarios de cargo fiscal para apoyar a los hogares con ingresos informales que se han visto afectados por la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19.

Los aportes podrían incrementarse con un quinto y un sexto pago si las condiciones sanitarias lo ameritan y así lo determina un decreto de la autoridad. A octubre el Fisco ha desembolsado unos US$3.312 millones.

Deja un comentario