Una funcionaria de Carabineros sufrió la amputación de una de sus piernas debido a la gravedad de las lesiones provocadas en un atropello perpetrado por delincuentes durante la semana pasada en Peñaflor.

De acuerdo con los antecedentes del procedimiento en donde la cabo primero de la institución resultó lesionada tras participaren la persecución de dos hombres y una mujer que cerca de las 15:00 horas de este sábado robaron un automóvil en Padre Hurtado.

El llamado a las autoridades permitió un rápido procedimiento policial que encerró a los autores del atraco en calle Manuel Rodríguez con Irarrázaval de Peñaflor.

Sin embargo, los antisociales, al ver la presencia de Carabineros, impactó por el costado derecho a uno de los vehículos policiales en el momento en que la cabo primero descendía del vehículo, provocándole lesiones gravísimas.

Durante la jornada de este miércoles, la institución informó que a pesar de los esfuerzos realizados en el Hospital Dipreca, no se pudo salvar su extremidad, debiendo amputarse a la altura del muslo.

La uniformada identificada como Joselin Bustamante, tiene solo 26 años y un hijo de cinco que padece autismo. Desde la institución aseguraron que pese al drama que está viviendo, mantiene la “voluntad de salir adelante” por el pequeño, consignó Cooperativa.

Deja un comentario