Este sábado fue encontrado el cuerpo de Beatriz Núñez, una voluntaria de Bomberos de 36 años, quien se encontraba desaparecida desde la tarde del jueves en las aguas del estero Infiernillo, en la zona cordillerana de Los Queñes, en la comuna de Romeral, Región del Maule.

La mujer, en un paseo familiar, fue arrastrada mientras se bañaba -por razones que se investigan- por la corriente cerca de 300 metros, hasta que cayó a las turbias aguas del río Teno, el que aumentó su caudal debido al deshielos.

La voluntaria de Bomberos era intensamente buscada por cuadrillas de personal de rescate de Carabineros. También Bomberos y familiares, quienes recorrieron la zona para dar con el paradero de la afectada, la que fue encontrada pasado este mediodía en el sector de Los Maquis.

“Hoy sábado 21 de noviembre, la Fiscalía tomó conocimiento a través del personal de Carabineros de Chile de que la ruta que une la comuna de Romeral con el sector de los Queñes, en el sector del río aledaño fue encontrado el cuerpo sin vida de una mujer”, puntualizó el fiscal de turno, Juan Pablo Araya.

Además, el persecutor señaló que “todo indicaría que se trata de la persona que se encontraba desaparecida desde hace un par de días en el sector de los Queñes”.

“La Fiscalía ha puesto en conocimiento esta situación, dispuso la concurrencia del personal de la Brigada de Homicidios y el Servicio Médico Legal para efectuar los peritajes de rigor y en apoyo a la retirada del cuerpo desde las aguas que está realizando el personal de Carabineros de Chile con personal del GOPE”, añadió.

La Fiscalía abrió una investigación para establecer y esclarecer las causas de cómo ocurrieron los hechos donde esta funcionaria falleció.

Deja un comentario