Las autoridades de China informaron del hallazgo de restos de coronavirus en un envase de cerdo congelado proveniente de Francia.

Se trata de una partida de 25 toneladas que ingresó a través del puerto de Yangsha, en Shanghái, y que se encontraba almacenada en Xiamen, al suroriente del país.

Desde el país informaron que la carne aún no era comercializada y que sellaron y desinfectaron el lugar de almacenaje de cargamento. También se hará lo mismo con todos los productos congelados importados.

En las últimas semanas, China ha detectado trazas de coronavirus en varios empaquetados de productos refrigerados, lo que ha llevado a endurecer las normativas de importación de congelados y su control.

Durante el mes de noviembres, cargamentos congelados de pescado indio e indonesio, carne brasileña y otros productos procedentes de Alemania, Rusia y los Países Bajos dieron positivo por COVID-19 en las inspecciones realizadas en dicho país.

Deja un comentario