La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil informó la muerte de uno de los voluntarios en la prueba de la vacuna contra el coronavirus COVID-19 desarrollada por Oxford.

Según señala la agencia de noticias Sputnik, la notificación de la muerte se realizó el 19 de octubre y las autoridades brasileñas no informaron si la persona fue inoculada con la fórmula desarrollada por Oxford o si se le inyectó un placebo.

Más tarde y citado por el diario El País, el diario O’Globo aclaró que se trata de un voluntario brasileño de 28 años, que murió por complicaciones del COVID-19.

Fuentes anónimas aseguraron al diario que la víctima recibió dosis de placebo, no de la vacuna. Dice también que las autoridades sanitarias brasileñas fueron informadas de la muerte este lunes y que el Comité Internacional de Análisis de Seguridad del ensayo recomendó seguir adelante con él.

El laboratorio a cargo de las pruebas clínicas en Río de Janeiro recordó que se trata de un “estudio aleatorizado y ciego” en donde el 50% de los voluntarios recibe la vacuna desarrollada por la farmacéutica y las personas restantes son vacunadas con un placebo.

Según cifras oficiales, hasta ahora se han vacunado a 8 mil voluntarios en Brasil.

La vacuna de Oxford-AstraZeneca debió pausar sus ensayos clínicos el 6 de septiembre debido a la enfermedad “inexplicada” de un participante. Los ensayos fueron reanudados luego que un comité independiente determinara que el caso no se trataba de un efecto secundario de la vacuna.

Deja un comentario