Carabineros del Maule reaccionó ante las 113 querellas presentadas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) en el Maule, en el marco de la conmemoración de un año del estallido social.

Quien salió al paso de las acciones judiciales fue el prefecto general de la VII Zona Maule, Héctor Salazar, el que aseguró que la institución ha prestado toda la colaboración que ha solicitado el INDH.

«Están en todo el derecho a querellarse y nosotros a la legítima defensa. Pero no se olviden que nosotros no empezamos este estallido, no somos los carabineros culpables de esto. Si no hubiera sido por nosotros, habrían quemado Talca o Curicó, nosotros hicimos lo que teníamos que hacer», dijo Salazar.

El uniformado agregó que «el que tiene que investigar es el Ministerio Público. Aquí aparecen halcones por todos lados y estamos en un Estado de Derecho y es el Ministerio Público el que tiene que investigar, acusar y si hay responsabilidades, tenemos que asumirlas, pero que no se nos cargue la mano».

El Instituto Nacional de Derechos Humanos informó de un fallecido en Curicó, tres lesiones oculares, 112 físicas y 28 consecuencias psicológicas desde octubre del año pasado.

Deja un comentario