«Son 40 años de tradición con autoridades, intendentes, alcaldes, gobernadores…», comentó, melancólico, Jaime Miño a Cooperativa Regiones.

Contó que se levanta «todos los días pensando en la inauguración», que este año, por culpa de la pandemia, no podrá ser.

Tras 40 años de tradición, «El Colomiño» no será, en esta ocasión, la Fonda Oficial de Talca… Tampoco habrá otra: la pandemia de Covid-19 impuso la suspensión de los festejos masivos patrios y, en la capital del Maule, en específico, de las concurridas ramadas que se ubicaban en la explanada del Río Claro 

«El Colomiño» es, a la vez, la fonda y el apodo de Jaime Miño, jubilado que vive durante el año de una verdulería en su casa, pero que hace décadas viene haciendo del «18» un evento especial, notorio. Esta vez lo pasará en semi confinamiento, en la casa de una hija.

«Todos los años nos preparábamos con cerca de 20 trabajadores, invertíamos dos millones de pesos y nos quedaban como tres o cuatro millones para ir sacando durante el resto del año», contó a Cooperativa Regiones.

El «18» bajo estas nuevas circunstancias «es triste… Me levanto todos los días pensando en la inauguración… (que no será)». 

«Son 40 años de tradición con autoridades, intendentes, alcaldes, gobernadores, y ahora será así…», dijo, melancólico, «Colomiño», cuyo apodo lo acompaña desde la infancia, y obedece a su fanatismo por Colo Colo.

Mirando al futuro, el fondero tuvo palabras de agradecimiento para el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz (RN): «Él se reunió con nosotros y nos dio tranquilidad de que el próximo año (una ayuda) podría ser la gratuitad del piso o encarpar las fondas y ramadas. Estamos agradecidos igual», indicó.

Deja un comentario