Los individuos -un padre y sus dos hijos- son investigados por dos homicidios frustrados y un robo con violencia e intimidación.

El ministro Víctor Pérez celebró el arresto de lo que llamó “grupo armado”: afirmó que “las familias de trabajo” no poseen esta clase de elementos.

Carabineros detuvo este jueves a tres hombres en el sector de Antiquina, en la comuna de Cañete (Región del Biobío) por su presunta vinculación con un delito de homicidio frustrado, además de la tenencia ilegal de armas de grueso calibre.

El procedimiento se efectuó tras una larga investigación, y luego de que el Juzgado de Garantía de Cañete emitiera una orden judicial por dos homicidios frustrados ocurridos en el mismo sector de Antiquina contra personas pertenecientes a comunidades indígenas, y un robo con violencia e intimidación que afectó a una familia cañetina.

Tras realizar una serie de allanamientos, la policía incautó un rifle calibre 22 habilitado para disparar y con munición, un revólver calibre 38 con cinco tiros en su recámara, un revólver a fogueo, tres chalecos antibalas, tres cargadores de fusil con munición calibre 762, cuatro radios portátiles, un notebook, dos celulares y munición.

“Tras cinco meses de investigación, Carabineros de la Prefectura Arauco, en coordinación con la Fiscalía Local de Cañete, culminamos hoy una diligencia con resultados positivos hacia la comunidad: incautamos armamento de grueso calibre y encontramos evidencia relacionada con homicidios frustrados, homicidios y otros delitos“, dijo el teniente coronel Juan Pablo Ureta.

Los detenidos -un padre y dos hijos- fueron identificados como P.C.S., de 54 años de edad, quien registra detenciones por desórdenes públicos; O.C.A., de 27 años, quien se encuentra cumpliendo medida cautelar de arresto domiciliario total por receptación, posesión, y tenencia o porte de armas; y W.C.A. de 30 años de edad.

Los implicados fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Cañete.

Ministro del Interior: En las familias normales no existen armas

El ministro del Interior, Víctor Pérez, se pronunció respecto a la detención y aseguró que las “familias de trabajo” no cuentan con los implementos que fueron incautados, aludiendo a la presunta culpabilidad de los detenidos.

“Lo que está haciendo hoy Carabineros y la justicia es lograr la detención de un grupo armado, de una familia que tenía armamento, que tenía balas, que tenía municiones, que tenía chaleco antibalas, que tenía sistemas de comunicaciones. No hay duda de que en las casa de las familias de trabajo, de pan, no existen estos elementos” aseguró.

Pérez afirmó que pondrán a la disposición de la justicia todos los antecedentes necesarios para resolver el caso.

En la misma línea, el intendente de la región del Biobío, Sergio Giacaman, advirtió que “esto nos demuestra el poder de fuego que tienen ellos, y la condena del Gobierno es permanente y es consistente con un no a la violencia y como dije hace días atrás: ‘basta ya’, basta ya de violencia, la violencia en democracia no conduce a absolutamente nada”.

Deja un comentario