La familia de la carabinera Norma Vásquez de 20 años encontrada muerta en el maletero de un auto en un motel exigió la pena máxima para el único sospechoso del crimen.

En la Región del Maule todo es pesar tras el asesinato de la carabinera de Maipú, Norma Vásquez de 20 años. Decenas de personas se congregaron en Linares y Cauquenes para pedir justicia por este crimen.

Ella era una mujer muy inteligente de personalidad muy extrovertida. Franca en decir las cosas, directa, ella nunca se andaba con rodeos en nada. Todo lo que pensaba  o lo que creía lo decía”, contó Mariana Vásquez, hermana de la víctima.

La noche del viernes viajó desde Santiago con destino a Linares con destino a ver a su familia. Avisó que iba en camino, que le quedaba poco y que llamaría cuando estuviera cerca. Sin embargo, esa llamada jamás se concretó.

“Su último audio fue de que estaba llegando a Linares entre las siete y media y las ocho de la mañana. Ahí fue cuando nosotros nos comenzamos a comunicar con ella, pero no nos contestaba el teléfono. Me metí a las redes sociales para descartar algún accidente de tránsito de carretera. Lo único que encontré fue un video en vivo de un accidente, de una mujer encontrada muerta en un maletero de un auto. Mi corazón se partió, algo me dijo que era ella, que era mi hermana“, narró Mariana.

El crimen ocurrió en un motel de la ciudad de Linares. Personal de servicio del motel “Eclipse de Luna” alertó a Carabineros, donde encontraron un vehículo estacionado sin ocupantes y con el cuerpo de la víctima dentro del maletero.

De acuerdo a los datos entregados por la fiscal a cargo del caso, Carola D’Agostini, “al momento de retirarse del motel, la encargada fue a revisar la habitación y le preguntó al sujeto dónde estaba la mujer, instantes en que el sujeto se dio a la fuga a pie”.

Además, la dueña del local se había alertado de la situación porque había encontrado rastros de sangre en la habitación y el auto donde fue encontrado la joven estaba encendido.

La persona que acompañó a Norma y que se dio a la fuga es Gary Valenzuela quien fue sorprendido por una mucama cuando se quería retirar del recinto. Al preguntarle por las manchas de sangre que quedaron en la habitación, dejó el auto y se fue caminando. Tomó un taxi y viajó 183 kilómetros hacia Yumbel, lugar donde residen familiares del sujeto.

Según explicó la jefe de la Prefectura Linares de la PDI, Paola Elgueta, “el logró acceder a ese lugar gracias a locomoción colectiva que él pagó de manera particular”, para luego esconderse en un bosque, siendo rodeado por dos drones de la institución, logrando así su detención.

El detenido

El presunto autor del crimen, Gary Valenzuela contaba con antecedentes previos, manteniendo 6 sumarios al interior de la institución. El 17 de julio pasado, la víctima realizó la denuncia en el Departamento de Violencia Intrafamiliar de la 25 Comisaría de Maipú, por lo que se inició un sumario interno y se presentó el caso ante la Fiscalía de Maipú.

Tras ello, el 30 de julio se envió a la División de gestión y Modernización la solicitud de expulsión del uniformado, alejándolo de sus funciones. Sin embargo, aún restaba que el Ministerio Público oficializara la baja.

Según explicó la propia hermana de Norma, “ellos pololeaban. Creo que estuvieron como tres meses juntos más o menos, eso es lo que alcanzo a recordar de todas las cosas que me contaba mi hermana. Le sabíamos el apellido a este desgraciado, que era Valenzuela. No sabíamos nada de él, ni su nombre”.

Asi también reveló que el “reconoció todo, ella tiene una grabación que la tiene Fiscalía de casi una hora, que en donde este muchacho reconoce lo que hizo, lo que intentó hacer y llama a su padre, también perteneciente a la institución y le ofrecían dinero y regalos caros, cosa que ella no accedió. Yo te perdono, Dios te perdona, pero yo a ti te voy a denunciar.

Además de esto, Valenzuela también es investigado por haber participado en la golpiza que recibió el electricista y vecino de Maipú Álex Núñez el 20 de octubre pasado, la que posteriormente le causó la muerte.

Valenzuela junto a otros funcionarios de la institución, se habrían organizado para entregar el mismo relato y así ocultar su participación en los hechos.

Recordar que el ataque se produjo en octubre pasado en el contexto del estallido social. Éste habría resultado con graves lesiones, las que dos días después le ocasionaron la muerte al padre de tres hijos.

Amplían la detención del sospechoso de homicidio

El Juzgado de Garantía de Linares decidió ampliar la detención para Valenzuela por un plazo máximo de 3 días. Esto porque se solicitó un plazo de tres días para poder recabar los antecedentes necesarios para establecer cuál era el vínculo entre ambas personas y así poder caratular de manera correcta el delito.

La representante de la Fiscalía de Linares explicó que aunque ya se desarrolló la autopsia, el informe aún no ha llegado. Además, la PDI está desarrollando una serie de diligencias para reconstruir las últimas horas de vida de la víctima.

Se busca que el imputado enfrente cargos por femicidio, delito el cual mantiene una pena mucho más alta que puede llegar al presidio perpetuo calificado, el cual va entre los 15 años hasta los 40 años de cárcel.

Así, la audiencia de formalización de detención para Valenzuela se encuentra fijada para el miércoles 26 de agosto a las 11:00 de la mañana.

Deja un comentario