Si bien la autoridad no dio luces sobre extensión y territorio de esta medida, confirmo que se estudia la posibilidad de aplicar un cordón sanitario sobre un área determinada de Curicó, medida que podría sumarse o reemplazar en las próximas semanas a la actual cuarentena que anoche comenzó su séptima semana consecutiva en esta comuna.

En el habitual recuento de la actual situación de la región en torno a la pandemia, el jefe de Defensa Nacional en el Maule, general de Ejército, Hugo Lo Presti, anunció que se mantienen los controles y los puestos sanitarios en la zona. Todo esto, en el caso de Curicó, se traducen en que 6.893 vehículos y 11 mil personas han sido fiscalizadas, procedimientos que arrojan la detención de 24 ciudadanos.

CORDÓN SANITARIO
De la misma forma, la autoridad explicó que en Curicó solo el jueves, ya sea ante las comisarías o en la página web comisaríavirtual.cl fueron gestionados aproximadamente 15 mil permisos para salir de los respectivos domicilios.

“Es una cantidad excesiva, por lo cual, el llamado es a que las personas se mantengan en sus casas y que ocupen las medidas de protección personal, esto es, la mascarilla, el distanciamiento social, estar en su casa y no lamentar más gente enferma por este aspecto”, afirmó el general.

Lo Presti subrayó que “en virtud de los números, se está visualizando la posibilidad de solicitar que se aplique otra nueva medida, la cual dice relación con un cordón sanitario”.

“Esto todavía se encuentra en estudio, pero es una medida que va a permitir -tal vez- contener un poco más la expansión del virus que nos está afectando, particularmente, en la ciudad de Curicó, no obstante, eso está sujeto a evaluación y es una medida que se va a proponer prontamente”, aseguró el jefe militar.

DETENIDOS
En forma paralela a este recuento, la Prefectura de Carabineros de Curicó entregó cifras que establecen que desde el pasado 22 de marzo a la fecha, un total de 2.337 personas han sido detenidas por infringir el toque de queda y otras 825 por incumplir la cuarentena total decretada el 19 de junio para el sector urbano de Curicó. Es decir, al menos 3. 162 ciudadanos han tenido que responder por delitos contra la salud pública.

El ´prefecto de Carabineros de Curicó, teniente coronel, Alejandro Halabi, indicó que “como institución hemos reforzado el trabajo preventivo y de fiscalizaciones sanitarias, con el propósito de apoyar la labor que se está desarrollando en conjunto con el Ejército, PDI, Servicio de Salud y funcionarios municipales, con el fin de evitar el incumplimiento de las medidas sanitarias y así frenar el contagio y propagación de la pandemia”. El jefe policial también recordó que aquellas personas que transiten por las áreas prohibidas, durante el horario de la cuarentena y sin contar con el permiso correspondiente, se exponen a “sanciones punitivas que pueden ser de presidio menor en su grado mínimo a medio y/o multas de seis a doscientas unidades tributarias mensuales”.

Deja un comentario