La Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Temuco decretó prisión preventiva en contra de Martín Pradenas, acusado por los delitos de violación y abuso sexual en contra de Antonia Barra y otras cuatro mujeres.

Con esta decisión se revierte lo estipulado por el Tribunal de Garantía de Temuco, donde se decretó el arresto domiciliario total y arraigo nacional de Pradenas.

La Corte de Apelaciones determinó que la libertad de Pradenas constituye un peligro para la sociedad, de las víctimas y de la investigación de los delitos en su contra.

Según consta en la investigación, Barra se despertó el 18 de septiembre de 2019 en una cabaña de Pucón con Pradenas sobre ella, tras gritarle y apartarlo llamó a una de sus amigas para que la fuera a buscar al lugar.

Barra le contó a una de sus amigas que fue violada por Pradenas y que no quería denunciarlo por miedo a la reacción de sus padres. Luego llamó a su ex pololo para contarle, quien la grabó, insultó y reenvió esa conversación que también llegó a Pradenas.

Barra envió otro mensaje a su ex el 13 de octubre de 2019 antes de suicidarse.

Que no se dictara la prisión preventiva dio pie a una serie de manifestaciones en Temuco y en distintas ciudades del país, acusando falta de justicia y palabras machistas de parte del abogado de Pradenas, quien destacó el consumo de alcohol de la joven durante la formalización.

 

Deja un comentario