En el Gimnasio “Nasim Nome”, ubicado al interior del Estadio Fiscal, se realizó ayer la entrega de la última etapa de la primera cuota del denominado bono Covid-19 en la ciudad de Linares.
Dineros aportados por el Concejo Municipal para personas afectadas social y económicamente por la pandemia. Entre los beneficiarios comerciantes ambulantes, peluqueras, parquímetros, personal delibery, quiosqueros y suplementeros, entre otros.

“Inicialmente iban a ser dos mil las personas las beneficiadas, pero lo extendimos dada la contingencia. No solamente tenemos al mundo del comercio ambulante, los trabajadores recolectores de cartón, suplementeros y quiosqueros, trabajadores de restoranes, conductores de la locomoción pública mayor y menor, ahora también incluimos en esta etapa que culmina hoy a músicos, folcloristas, operadores turísticos de ambos cajones precordilleranos. En total, tenemos más de 2.600 personas que han recibido un aporte económico a través de una aprobación del Concejo Municipal”, destacó el alcalde Mario Meza.

“VAMOS A SALIR ADELANTE”

La autoridad reveló que la segunda cuota y el segundo pago se comenzaran a tramitar la próxima semana para comenzar la entrega de los documentos a fines de julio o primeros días de agosto.
“La única manera en que podamos salir juntos de esta crisis no solamente sanitaria, social y económica es que nos pongamos de acuerdo en que nos unamos más que nunca en que nuestras legítimas diferencias las dejemos a un lado y que trabajemos juntos por nuestras familias, por nuestros barrios y por un futuro mejor. Yo tengo la plena confianza que juntos vamos a salir adelante con fuerza y convicción”, subrayó el edil local.

El aporte es de 100 mil pesos. Una subvención municipal de 260 millones aproximadamente. Los dineros se deben rendir a través de boletas o facturas.

BENEFICIARIOS
María Fuentealba fue una de las beneficiadas y comentó la importancia de recibir este aporte. “Por ejemplo tengo que pagar la patente que son como 60 mil porque tengo un almacén que funciona sólo en el verano, entonces en este tiempo no tengo entrada de nada, así que esto me viene muy bien”, expresó.

De igual forma, Rosa Elena Rosales, valoró la iniciativa del municipio local. “Somos del mercado campesino y ahí estamos, porque no se vende nada, estamos en la casa con mercadería se pierde. Esto de algo sirve”, dijo la linarense.

Anuncios