“En estos tiempos duros tenemos que proteger los ingresos de las familias chilenas (…) para que una vez que la emergencia pase puedan recuperar sus empleos; y para eso es fundamental recuperar nuestra economía”, partió explicando el jefe de Estado.

La Ley de Protección del Empleo, argumentó, “está dando protección a través del Seguro de Cesantía” a más de 650 mil trabajadores. Sin embargo, sostuvo que dada la evolución de la pandemia se hizo necesario mejorar y ampliar ciertos estatutos.

Lo primero que busca el proyecto de ley firmado por el Presidente es aumentar la cobertura de lo anterior “para beneficiar a más trabajadores” y también flexibilizar los requisitos para acceder al Seguro de Cesantía.

En concreto, el proyecto buscará aumentar los montos que reciben los trabajadores, con un monto equivalente al 70% del sueldo y piso garantizado del 55% del salario durante los primeros 4 meses.

Además, incluye la posibilidad de nuevos pagos de Seguro de Cesantía si la duración de la pandemia lo hiciera necesario; y establece un mínimo o piso absoluto de $225 mil mensuales para el Seguro.

“También debemos proteger los empleos y los ingresos permanentes de las familias después del período de emergencia. Por estas razones estamos implementando un Plan de Recuperación de las micro, pequeñas y medianas empresas, un Plan Extraordinario de inversión en Obras Públicas y Viviendas, un Plan de Fomento a la Creación de Empleos y un Plan de Recuperación de nuestra economía”, comentó el jefe de Estado.

El Presidente, por último, aseguró que el Gobierno protegerá “con toda la voluntad y todos los medios disponibles” a todas las familias chilenas, con “un cariño y cuidado muy especial con las familias de clase media y las más vulnerables”.

Anuncios