Fue durante la madrugada de este sábado cuando la empresa Blumar activó dos planes de contingencia: por la pérdida de infraestructura, o sea de las jaulas del centro Caicura en la comuna de Hualaihué; y por el escape de peces en el Seno del Reloncaví, sin que a la fecha haya podido la empresa establecer las cifras exactas tanto de mortalidad, como de escape de los salmones.

Asimismo, Sernapesca informó que en el Seno Reloncaví, “debido a condiciones climáticas adversas se han visto afectadas 16 jaulas de cultivo de un total de 18, sin embargo, las causas del evento son materia de investigación”.

Además, señalaron que el centro cuenta con 875.144 peces de la especie Salmón del Atlántico con un peso promedio de 3,828 kilos.

En terreno, el gobernador Marítimo, el comandante Héctor Aravena, explicó que la situación se provocó por el fuerte viento registrado en el lugar.

“Un suceso de viento de alta intensidad que afectó al sistema de soporte de estas balsas jaulas, por lo tanto esto habría ocasionado el hundimiento. Esa es la información que tenemos, que nos encontramos en este momento en espera de más información y de los análisis que están ellos desarrollando”, sostuvo.

Durante la jornada los equipos especializados estuvieron analizando la situación, informando el director regional de Sernapesca, Eduardo Aguilera, del escape de ejemplares.

“Hemos podido constatar que se produjo escape de salmones en una cantidad todavía no precisada ya que finalmente todas las estructuras fueron gravemente dañadas por las condiciones climáticas, aseguró.

Asimismo, señaló que seguirán “realizando todas las inspecciones que sean necesarias y estamos realizando la investigación respecto a las causas, el origen de este incidente, para poder tomar las medidas que sean necesarias”.

El hecho se reportó a la Superintendencia de Medioambiente y los próximos días serán claves para la fiscalización del la recaptura de los salmones que debe hacer la propia empresa

Anuncios