Como parte de las medidas para enfrentar la emergencia sanitaria por Covid-19 que afecta al país y particularmente a la Región de Antofagasta, Codelco anunció la paralización de todos sus proyectos en la zona norte.

Además, la minera informó que operará la División Chuquicamata sólo con trabajadoras y trabajadores de Calama.

La desmovilización comenzará a implementarse de forma inmediata o en la medida que finalicen los turnos vigentes, y permitirá la disminución de los desplazamientos desde otras regiones y la reducción de la densidad de la dotación propia y de colaboradores.

Desde mayo pasado, todas las operaciones de la empresa ya habían reducido en cerca de un 30 por ciento su dotación, a través de la aplicación del teletrabajo para las personas con condiciones de riesgo de salud y aquellas con posiciones factibles de realizarlo.

Asimismo, los proyectos habían disminuido su actividad al mínimo, realizando las labores que fueran factibles según las condiciones sanitarias.

Con esta medida se suspenderá completamente la construcción de Chuquicamata Subterránea y otros proyectos divisionales, mientras que la División Chuquicamata realizará los esfuerzos por mantener su nivel productivo de modo de no afectar los recursos que genera para el país.

«La minería no puede poner en riesgo a la población de Calama»

Sobre esta decisión, la presidenta del Sindicato N°1 de Chuquicamata, Cecilia González, señaló que «me parece estupendo que la empresa esté tomando este tipo de decisiones, dada la crisis tenemos en Calma, que es gravísima, creo que tienen que implementarse todas las medidas para mitigar esta pandemia».

«Nosotros en Codelco tenemos lamentablemente dos trabajadores que han fallecido en el distrito norte, además tenemos más de 187 trabajadores contagiados», añadió la representante del gremio.

Finalmente, puntualizó que esta situación «no se trata solamente Chuquicamata, los trabajadores y su familia… Aquí se trata de Calama, la minería no puede poner en riesgo a la población de Calama».

Anuncios