Se trata de un paciente de Santiago que llegó procedente del Hospital San José y que permanecía ínternafo en la UCI del recinto asistencial bajo un estricto monitoreo del aquipo médico pero que su grave cuadro clínico terminó por hacer imposible su recuperación pese a los esfuerzos de los profesionales.

Ahora se coordinan los trámites legales para el traslado del cuerpo a la Región Metropolitana sin que existan mayores antecedentes del hecho.

Deja un comentario