La Cuenta Pública sigue en vilo, debido a que esta tarde el Senado rechazó por unanimidad los cambios hechos por la Cámara de Diputados para que dicha ceremonia presidencial se realizara el 1 de junio de manera telemática, debido a la crisis sanitaria que afecta al país por la pandemia de covid-19.

Dicha moción era apoyada por el Gobierno, que ayer además presentó una indicación -aprobada por la Cámara de Diputados- para que el Presidente Sebastián Piñera también pudiera participar vía remota y «desde su residencia».

Ante el clima adverso que el Ejecutivo advirtió hoy en el Senado, desde La Moneda se abrieron a respaldar otra propuesta, del senador Jaime Quintana (PPD), que apuntaba a posponer el mensaje presidencial para el 5 de septiembre, con el objetivo de preservar su carácter presencial y en la sede del Congreso en Valparaíso, como establece la Constitución.

Ante el desacuerdo, ahora la discusión pasará a una Comisión Mixta para zanjar cómo y cuándo se llevará a cabo el tradicional acto de comparecencia presidencial ante los parlamentarios.

Por lo pronto, la Carta Magna obliga al Presidente a realizar el mensaje en 12 días más, en Valparaíso y ante el Congreso Pleno de manera presencial

 

Anuncios