De acuerdo con la información preliminar, el Imacec se contrajo 3,5% en comparación con igual mes del año anterior: se trata de una de las mayores caídas mensuales de los últimos 10 años a causa directa de la llegada y propagación de la pandemia del coronavirus.

Previamente en febrero, la expansión de la economía fue de 2,7%. En enero el Imacec fue de 1,5% y en diciembre de 1,1%.

Esas tres últimas cifras significaron un alivio para las finanzas chilenas, considerando que ya se habían anotado retrocesos de 3,3% y 3,4% en octubre y noviembre del año pasado, respectivamente, a consecuencia del estallido social.

Desplome de marzo de 2020

En marzo de 2020, y en línea con la caída de 3,5% de la economía, la serie desestacionalizada disminuyó 5,7% respecto del mes precedente y 4,1% en doce meses. El mes registró un día hábil más que marzo de 2019.

El Imacec minero, añadió el BC, “creció 0,8%, mientras que el no minero cayó 4,0%”.

Este último se vio afectado por las medidas adoptadas para mitigar la propagación del Covid-19; y las actividades más afectadas fueron los servicios y el comercio.

En los servicios, “destacaron las caídas de educación, transporte, restaurantes y hoteles”, detalló el BC.

En términos desestacionalizados, y con respecto al mes anterior, el Imacec minero y el no minero disminuyeron 1,6% y 6,1%, respectivamente.

En la entrega de estas cifras, el BC reiteró que la crisis sanitaria le ha impuesto múltiples desafíos sobre la recolección de datos básicos, por lo que han hecho “esfuerzos adicionales con sus proveedores de información para minimizar el impacto en la calidad de las estadísticas”.

Por tanto, el ente emisor subrayó que “las cifras entregadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a mayores revisiones que las registradas históricamente”.

Deja un comentario