Hoy el presidente de la República, Sebastián Piñera, entregó más detalles sobre el marco en el que funcionarán las líneas de crédito con garantías estatales anunciadas en el segundo paquete económico del Gobierno el miércoles pasado y que contarán con US$3.000 de los US$5.000 millones de dicho plan.

Desde el palacio de la Moneda y en compañía del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el jefe de Estado dijo que la tasas reales a las cuales podrán acceder las empresas y personas con inicio de actividades podrán ser de 0% o menos.

“Estos créditos van a tener una tasa preferente, de hecho la tasa máxima real que tendrán estos créditos, dado las circunstancias será 0 o incluso negativa. Por que la tasa está fijada en términos nominales y si descontamos la inflación la tasa real será igual a 0 o negativa, según como evolucione la inflación futura”, expresó Piñera.

El mandatario expresó que para las empresas que suscriban la línea de crédito, se le solicitó a la banca postergar cualquier amortización de otros créditos preexistentes por al menos 6 meses para aliviar la carga financiera.

Además, Piñera precisó que la línea de crédito tendrá 6 meses de gracia y será pagadera en cuotas durante un periodo de entre 24 y 48 meses, y que los montos para capital de trabajo podrán llegar hasta el equivalente a 3 meses de ventas en un periodo normal, para el que se considerará octubre 2018 – septiembre 2019.

Con respecto al compromiso de la banca, el jefe de Estado señaló que “es ofrecer la línea de crédito Covid 19 de forma masiva, expedita y estandarizada. Esto significa que estará disponible para la inmensa mayoría de quienes son clientes comerciales de los bancos, es decir, 1,3 millones de potenciales beneficiarios. Esto incluye empresas y personas naturales con inicio de actividades productivas, que cumplan con los requisitos básicos de elegibilidad y que tengan ventas anuales de hasta 1 millón de UF”.

Por último, el Presidente detalló que seis bancos se han adherido a las condiciones de los créditos con garantías estatales. Estos son el Banco de Chile, Itaú, Santander, Scotiabank, Bci y BancoEstado, quienes representan cerca del 90% de las colocaciones y créditos del sistema.