“Sabemos que han sido semanas muy difíciles para todos”. Con esas palabras, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, entregó ayer su reporte sobre el avance del Covid-19 en el país, informando que se detectaron 529 nuevos casos, la cifra más alta de los 38 días que lleva la crisis sanitaria, con lo cual el total de contagiados llegó a 6.501.

También comunicó que se alcanzaron las 65 muertes, pues fallecieron ocho personas más, todas de la Región Metropolitana. Es la jornada más letal de esta zona, que suma 29 decesos por la enfermedad. Además, esta región tiene 3.193 contagios, más que todos los enfermos de Covid-19 que había el 1 de abril en el país.

El segundo lugar con más muertes es La Araucanía (16), donde además está la mayor cantidad de hospitalizados en relación a la disponibilidad de ventiladores mecánicos. Por ello, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, informó que “hemos trasladado ventiladores y estamos gestionando el traslado de personal médico” para atender a los pacientes.

Según la autoridad, el 60% de los ventiladores mecánicos de esta región está en uso, pero en todo el país existen 532 máquinas disponibles en caso de que deban ser trasladadas. Hasta ayer, en el país había 383 personas hospitalizadas en unidades de tratamiento intensivo, de las cuales 318 estaban conectadas a respiradores y 70 tenían condición crítica.

Además, Zúñiga dijo que para la Región de La Araucanía, donde está la mayor cantidad de casos hospitalizados, “estamos gestionando el traslado de personal, es decir, de médicos, enfermeras, técnicos de enfermería para poder atender”. Además, dijo que se habilitaron los hospitales de Angol y Padre Las Casas. También se enviaron ventiladores mecánicos para “reforzar el hospital de Temuco, el de Nueva Imperial y el de Padre Las Casas”, que sumaron 460 camas a la red.

Entre los hospitales públicos y las clínicas privadas, la región cuenta con 93 ventiladores, de los cuales una veintena llegó esta semana. Sin embargo, los representantes locales temen que no sean suficientes cuando la situación se agrave.

La concejala de Temuco, Constanza Saffirio, afirma que los riesgos de contagio van en aumento, porque este fin de semana llegaron muchas personas a sus segundas viviendas en las zonas lacustres, como Villarrica y Caburgua, y teme que se produzca una crisis sanitaria en los campamentos que albergan a 7 mil familias sin agua potable. “Tiene mucho sentido aplicar una cuarentena regional”, dice.

Esteban Barriga, concejal de la misma comuna, advierte que la incidencia del Covid-19 podría empeorar cuando la contaminación, a causa del frío y el uso de la calefacción a leña. “No tenemos muchas camas, los test de contagio tardan una semana en dar su resultado, por lo que hay que aplicar una cuarentena al resto de la región”, afirma.

Deja un comentario