La Dirección del Trabajo ha emitido tres dictámenes para regular o rayar la cancha entre los empleadores y trabajadores. Sin embargo, el de este jueves ha sido el que más controversia causó.

¿La razón? el organismo regulador estableció que el toque de queda o cuarentena son hechos fortuitos o fuerza mayor, decretados por la autoridad que responden a una situación de emergencia sanitaria.

Por ello, se añade que resulta necesario concluir que exoneran a las partes de las

obligaciones recíprocas que les impone el contrato de trabajo. Esto es otorgar el trabajo convenido y pagar la remuneración por parte del empleador, y asistir a prestar los servicios convenidos por parte del trabajador.

Sin perjuicio de lo anterior, en el caso que se concrete esta situación, debe necesariamente ser analizada por los tribunales ordinarios de justicia, quienes, en definitiva, son los encargados de dirimir cualquier controversia a este respecto.

No obstante, la DT deja claro que la suspensión de la relación laboral con motivo de la cuarentena, cordón sanitario o toque de queda, por ser considerados hechos de fuerza mayor o fortuitos, no significa necesariamente que se aplique como razón de despido.

Camila Jordan, directora del Trabajo (I) salió a defender el dictamen y dijo que la doctrina vigente es la histórica del servicio desde hace 25 años. “Se ha aplicado el mismo criterio en otras contingencia como el tsumami u otro tipo de catástrofes. La idea es promover la estabilidad del empleo y se promueve que las partes acuerden las formas de mantener el vínculo”.

Marcelo Albornoz, ex director del Trabajo, señaló que “esto aplica en caso que la autoridad sanitaria determine la emergencia, en este caso cuarentena, porque si es la empresa la que decide cerrar por decisión propia, esto dictamen no corre, y la empresa debe seguir cumpliendo con sus obligaciones”.

 

Anuncios