El Ministerio del Interior, junto con la Policía de Investigaciones, expulsaron un nuevo grupo de migrantes que se encontraban en situación irregular; algunos señalados de participar en desórdenes y saqueos durante las manifestaciones sociales.

Según explicó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, fueron expulsados 56 ciudadanos de nacionalidades: peruanos, venezolanos y colombianos, que dejan el país por haber cometido delitos o por haber infringido la ley migratoria.

La mayoría sale por temas administrativos, es decir, no han cumplido las medidas obligatorias para residir en el país.

Anuncios