La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, planteó en Cooperativa que la reunión sostenida este jueves por la Mesa de Unidad Social con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, dio cuenta de «intenciones», pero que aún se encuentra «en verde».

En conversación con El Diario de Cooperativa, la dirigenta planteó que «para ninguno de nosotros esto es un deporte, no es un goce estar movilizados. Cuando tenemos que hacerlo es precisamente para que escuchen nuestras demandas y hoy tenemos una pequeña posibilidad».

«Yo diría, soy muy cauta en aquello, muy prudente, la reunión que sostuvimos ayer con el ministro Blumel dio cuenta de intenciones, creo que aún estamos en verde para poder decir cuales son las expectativas de este encuentro», precisó.

Sobre si estos avances significa que se dejará de convocar a marchas, Figueroa dijo que «no me atrevería a hacer ese juicio, porque tenemos debates que hacer, en la Mesa de Unidad Social, porque quienes asistimos ayer somos parte del bloque sindical, no somos todas las organizaciones».

Puntos de avance

Figueroa destacó que «no hay una agenda, no hay una reunión fijada, pero sí se establecieron prioridades».

«El ministro planteó tres temas, nosotros agregamos dos más. Él habló de salarios, pensiones y salud y nosotros incorporamos además el tema de protección y retención del empleo y el tema de derechos humanos, porque nos parece que ahí las señales aún son débiles por parte de la autoridad», dijo.

«Donde más se avanzó, o el tema que el ministro puso más sobre la mesa, es el tema de pensiones, donde efectivamente el ministro reconoce que el sistema actual como está concebido no puede seguir siendo el mismo y que requiere cambios e incluso se abre a la posibilidad de incorporar elementos de solidaridad y reparto al sistema», planteó la presidenta de la CUT.

«Sobre salarios, el ministro dijo que hay posibilidades de avanzar más (…) y en las materias de salud el ministro hace énfasis en algunos proyectos, nosotros lo que hemos planteado es que es necesario aumentar el per cápita, que es lo que han solicitado las organizaciones», puntualizó.