Distintas reacciones causó en el mundo político y medioambiental la decisión del Presidente Sebastián Piñera de no albergar las cumbres Apec y COP25. Uno de ellos fue el expresidente Ricardo Lagos quien, a través de su cuenta de Twitter, manifestó que la determinación “daña el prestigio del país y su liderazgo en ámbitos tan importantes como el cambio climático y la guerra comercial que afecta al mundo”.  

Pese a esto, sostuvo que era una decisión que había que tomar.

Esto nos obliga, añadió, “a enfrentar entre todos los sectores políticos, sociales y económicos esta crisis y encontrar las soluciones. Hoy la guerrilla política es estéril y no se justifica ante la gravedad de los hechos que suceden en Chile”. 

El anuncio fue hecho esta mañana por el Presidente Piñera quien, acompañado de los ministros de Relaciones Exteriores y Medio Ambiente, manifestó que su decisión fue tomada “dadas las difíciles circunstancias que ha vivido nuestro país, y que hemos vivido todos los chilenos durante las últimas semanas, y considerando que nuestra primera preocupación y prioridad como gobierno es concentrarse absolutamente en, primero, restablecer plenamente el orden público, la seguridad ciudadana y la paz social; segundo, impulsar con toda la fuerza y la urgencia que se requiere la nueva agenda social para responder a las principales demandas de nuestros ciudadanos; y tercero, impulsar un amplio y profundo proceso de diálogo para escuchar a nuestros compatriotas”.

“Esta es una decisión muy difícil, que nos ha causado mucho dolor, porque entendemos perfectamente la importancia que significa la Apec y la COP para Chile y para el mundo”, añadió el Mandatario. Pero aseguró que la determinación se fundó “en un sabio principio de sentido común”.