Iris Salaberry Soto, hermana del ex subsecretario Felipe Salaberry, anunció la presentación de una querella en contra del alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi (RN), por el delito de injurias graves con publicidad.

Esto, argumentó, por atribuirle responsabilidad en un presunto delito de tráfico de influencias como ex funcionaria de la municipalidad.

Ayer martes se conoció que Zarhi solicitó la renuncia a Iris Salaberry, acusada de realizar gestiones para favorecer a su hermano luego de un incidente de tránsito en la comuna, «ñuñoazo» que finalizó con la renuncia del subsecretario al cargo.

«Me ha abierto una puerta y yo creo también así a mi hermano, quienes hemos salido perjudicados por estos grupos que están haciendo actos ilícitos en contra nuestra«, acusó Iris Salaberry.

La hermana del ex subsecretario dijo que «en el caso de don Felipe Salaberry, una exitosa carrera política. ¿Qué pasa cuando los contrarios o quienes tienen envidias y revanchismos hacen actos como estos? Generalmente salimos perjudicados nosotros, pero esta vez no«.

En el libelo, al que accedió Cooperativa, se solicitará la Octavo Juzgado de Garantía de Santiago que el alcalde Zarhi entregue todos los medios de prueba que acrediten las llamadas realizadas por la hermana del ex subsecretario que habían tenido como propósito influir maliciosamente sobre la decisión del funcionario municipal de cursar una multa de tránsito.

El abogado Raúl Meza, que asumió la defensa de Iris Salaberry, sostuvo que «durante el proceso judicial acreditaremos la absoluta inocencia respecto de los hechos que ha públicamente imputado el alcalde Andrés Zarhi».

Al confirmar la solicitud de renuncia a Iris Salaberry, el jefe comunal dijo a Cooperativa que tomó la medida como una acción de confianza hacia el inspector que denunció al ex subsecretario.