El Instituto de Química de Recursos Naturales de la Universidad de Talca realizó un prototipo de un sistema de extracción y destrucción de gases contaminantes provocadores de malos olores derivados de los procesos industriales. La innovación tecnológica, llamada “Scrubber Catalítico”, terminó su etapa de ensayo en un reactor prototipo y está listo para su fase de escalamiento para implementarse en  industria, como porcina, avícola, minería y otras empresas que expelen hedores contaminados.

La primera etapa de investigación, diseño y el desarrollo del prototipo, se realizó en el Laboratorio de Físico Química de la UTalca, en conjunto con una empresa privada dedicada a la construcción de reactores para la industria, y contó con el financiamiento de CORFO.

Jorge Villaseñor, académico del Instituto de Química y Recursos Naturales, explicó que “lo que hace este sistema es emular lo que la naturaleza realiza a través de la lluvia que, en un proceso de ´lavado´, limpia la atmósfera de gases y partículas contaminantes. Nosotros generamos eso en un sistema controlado a través de un reactor tipo scrubber, que está relleno con un catalizador que en presencia de oxidantes tales como ozono y peróxido de hidrógeno acelera las reacciones para destruir los contaminantes recogidos y disueltos en el agua”.

El prototipo se basa en lo que se conoce en el ambiente científico como Procesos de Oxidación Avanzada (POA), que permite destruir “in situ” los contaminantes, recogidos por lavado, presentes en el agua

Esta innovación asegura una solución amigable con el medio ambiente ya que además de eliminar externalidades negativas de los procesos productivos, no genera residuos contaminantes, más que agua y oxígeno, a diferencia de otros sistemas de tratamiento como la incineración, la oxidación térmica o el empleo de hipoclorito de sodio como oxidante, que genera subproductos organoclorados, potencialmente peligrosos para la salud y el ambiente.

“A través de este proceso de oxidación avanzada, se destruye el componente que está contaminando el sistema y así se eliminan cualquier tipo de contaminantes incluyendo aquellos que generan malos olores. Fue probado con compuestos orgánicos, azufrados, nitrogenados, oxigenados y otro tipo de hidrocarburos, incluyendo gases inorgánicos como el peligroso sulfuro de hidrógeno. Se puede extrapolar a cualquier tipo de gas contaminante, porque el catalizador puede oxidar (destruir) cualquier tipo de componente”, agregó Villaseñor.

Para la segunda etapa de este proyecto, el llamado “escalamiento industrial”, se está buscando las fuentes de financiamiento. Una de las alternativas es que se cofinancie a través de fondos de transferencia tecnológica de CORFO, la empresa privada, con la cual ya existe contacto, y recursos de la UTalca.

En paralelo, esta nueva tecnología para la industria se encuentra en análisis jurídico para el inicio del proceso de inscripción de la propiedad industrial de la Universidad para luego pasar a las pruebas reales. “Hay algunas empresas interesadas para instalar los ensayos en sus procesos productivos. Hay que contactarlas, generar un protocolo para ensayarlos ‘in situ’ o en condiciones reales en una industria que tenga un problema de gases contaminantes”, indicó el académico.

RILES

De acuerdo a los ensayos de laboratorio, con algunas adecuaciones mínimas, este reactor que elimina gases contaminantes podría también ser utilizado para tratar residuos industriales líquidos (riles) ampliando su campo de aplicación productiva y empresarial. “Hicimos pruebas en laboratorio y el sistema perfectamente puede ser utilizado para tratar riles, transformándose en una solución para empresas por ejemplo procesadoras de alimentos u otras, que generan estos contaminantes”, dijo el jefe de Laboratorio de Físico Química de la UTalca.

En el desarrollo del prototipo, trabajó el Cristian Valdés, en su calidad de alumno del Doctorado en Ciencias Aplicadas de la Universidad, quien realizó sus estudios financiado completamente por la empresa privada.

Deja un comentario