Talca.- Protegerlos e incentivarlos en el proceso de autocuidado físico, es el objetivo con el que se llevó a cabo la certificación de cierre de proyecto, impulsado por la Junta de Vecinos Jardín del Valle de Talca. Así es como la iniciativa, fue presentada y posteriormente adjudicada en la versión 2019 del Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público, perteneciente a la Unidad de Fondos del Ministerio Secretaría General de Gobierno.
Entre los puntos determinantes para lograr un desarrollo efectivo se definieron talleres de yoga y masoterapia impulsadas por profesionales en sus áreas. Todo esto, para lograr desarrollar en los vecinos, que en general superan los 40 años, una vida proactiva, la participación y la unión entre los 40 participantes de la organización.
“Hemos trabajado por lograr que las organizaciones sociales de toda la Región del Maule se potencien y saquen lo mejor de ellas de manera colectiva. Ellos han aprendido a conocerse mejor, desde una perspectiva interna y externa con sus pares, es lo que buscamos, organizaciones unidas por trabajar para sus comunidades. En definitiva, estamos orgullosos, como gobierno del Presidente Sebastián Piñera, de la labor están trabajando y el autocuidado es prioridad para entregar a los demás proyectos que sean de beneficio para el sector”, añadió el vocero regional, Jorge Guzmán Zepeda.
Con un monto superior al millón de pesos, los beneficiados lograron añadir a sus bienes insumos para desarrollar correctamente las prácticas de masoterapia y yoga, además de contactar a los encargados de darles las clases.
Por su parte, Marcia Campos, presienta de la Junta de Vecinos Jardín del Valle, catalogó la experiencia como una instancia para relajarse y conocerse mejor, razón por la que entregó su apoyo a estas iniciativas porque “nosotros no tenemos como financiar talleres de esta índole, son de costo bastante elevado, necesitamos varias sesiones y a través de este proyecto pudimos encontrar un tremendo alivio”, señaló.
“Me parece súper bueno que realicen estos proyectos que tienen como directo beneficiarios estas juntas de vecinos, porque en este caso no todas conocían o no todas tenían acceso a realizar masoterapia o yoga. Se dieron cuenta que era muy beneficioso en cuanto a la relajación, sintieron menos dolencias en su cuerpo y así, entonces encuentro muy bueno que financien estas actividades que dan espacio para el autocuidado de la gente de acá”, concluyó Carla Cárcamo, instructora de la clase de yoga.