Durante febrero, mes de receso legislativo, los senadores gastaron 5 millones 330 mil 111 pesos en combustible, según cifras obtenidas por el diario El Mercurio.

En la Cámara Alta explicaron que el consumo está contenido en el ítem traslación del gasto operacional: «El ítem de combustible es para cumplir con una función constitucional que es la representación, es independiente de las labores legislativas. No hay inconveniente en usarlo en el mes de febrero», argumentó el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), quien gastó 153 mil 139 pesos en bencina ese mes, según el rotativo.

De acuerdo a un medio escrito nacional, nueve de los 43 senadores gastaron cero pesos en bencina durante ese mes: Carlos Bianchi (independiente), Álvaro Elizalde (PS), Rodrigo Galilea (RN), Felipe Kast (Evópoli), Ricardo Lagos Weber (PPD), Alejandro Navarro (PAIS-PRO), Kenneth Pugh (independiente), David Sandoval (UDI) y Jorge Soria (PPD).

De los 34 restantes, todos imputaron consumo de combustible en mayor o menor cantidad de dinero; pero al subdividir ese total, 16 de ellos no presentaron una justificación del gasto, al ser consultados por la fiscalía interna del Senado, ante la solicitud realizada por el rotativo vía Transparencia.

En contraparte, explica el matutino, 18 senadores sí entregaron durante ese mes una explicación respecto del destino de su gasto, mediante el envío de información complementaria. Entre estos últimos hay dos que informaron no haber tenido vacaciones: los UDI Luz Ebensperger e Iván Moreira.

Otros senadores, como José García (RN), Felipe Harboe (PPD) y Juan Pablo Letelier (PS), hicieron llegar copias de las informaciones difundidas en medios de comunicación locales sobre sus actividades públicas en las regiones que representan.