La Corte de Apelaciones de Rancagua modificó la medida cautelar de la ahora ex fiscal de San Fernando, Teresa Gaete Venezuela, que se encontraba detenida desde el jueves tras ser formalizada por presunta falsificación de pruebas.

La Corte rancagüina ordenó dejar sólo con arresto domiciliario total a la ex persecutora, sobre quien pesan acusaciones de haber inventado, al menos, dos declaraciones de testigos -incluso falsificando firmas-, en un caso de abuso sexual.

La investigación se inició el 2017 cuando se encargó un sumario interno que finalizó en febrero de 2018 con su remoción del Ministerio Público.

En el ámbito penal, el fiscal regional metropolitano sur, Raúl Guzmán, es quien instruye el caso.

En conversación con un medio nacional y pese al cambio de cautelar, el persecutor destacó que el tribunal haya confirmado los hechos.

“No hay cuestionamientos a la investigación, al contenido, ni a la calificación jurídica de los hechos que son de suma gravedad como ya se ha debatido ampliamente”, manifestó.

 

Anuncios